En la actualidad existen diversos tratamientos para eliminar las varices grandes sin necesidad de cirugía, minimizando los periodos de baja, o incluso pudiendo solucionarlas sin ingreso, con tratamientos en consulta.

Estas técnicas están desplazando cada vez más a los tradicionales métodos quirúrgicos, que obligaban a ingreso, bajas laborales y molestias postoperatorias.

Desde la Unidad de Ultimas Técnicas de Cirugía Vascular contamos con los últimos tratamientos endovenosos como el tratamiento mediante adhesivo médico VENASEAL,  la Ablación Térmica con Radiofrecuencia, así como los tratamientos con Espuma para tratamiento sobre todo de varices complejas y recidivadas, donde aportan un gran resultado, y evitan sobre todo una cirugía de mayor magnitud, evitando riesgos de hemorragias, hematomas o infecciones.

La elección de la técnica más apropiada es la clave para la adecuada solución de las varices, que presentan una gran variabilidad dependiendo de cada paciente.

 

· VARICES

Las varices de las extremidades inferiores son venas dilatadas, malfuncionantes, que generan en ocasiones clínica de pesadez y cansancio, y que pueden acarrear complicaciones graves a largo plazo, como las ulceras venosas, el sangrado de la variz, o las trombosis, pudiendo generar cuadros graves.

En la actualidad no existe ningún tratamiento médico (con medicinas) que haga que estas venas desaparezcan, teniendo que recurrir el especialista en Angiologia y Cirugía Vascular para su eliminación y evitar las complicaciones que se pueden producir en el futuro.

Las varices surgen en la mayoría de las ocasiones, por el fallo de las venas principales, llamadas Safenas. El fallo de estas venas, hace que la sangre retroceda acumulándose en las venas de las piernas, dilatándolas, y generando las varices. El objetivo principal para eliminar las varices es eliminar el funcionamiento de estas venas Safenas.

Hasta hace pocos años el único tratamiento que existía era la cirugía mediante la eliminación y arrancamiento de las venas que fallaban, (y aun hoy se sigue realizando en la mayor parte de Hospitales), con la necesidad de ingreso, cirugía y anestesia y con las frecuentes molestias postopoeratorias asi como un periodo de baja próximo al mes.

En la actualidad disponemos de las técnicas endovenosas, que mediante un catéter podemos anular el funcionamiento de las venas que fallan sin necesidad de recurrir a una cirugía agresiva, en la mayor parte de ocasiones con anestesia local y sin la necesidad de puntos de sutura. Estas técnicas lideradas por la Radiofrecuencia y el Endolaser requieren de la realización del procedimiento en quirófano, con un tiempo de baja mínimo.

A esta técnicas se ha unido recientemente el  procedimiento con ablación mediante adhesivo médico VENASEAL.

La gran ventaja es poder ofrecer este tratamiento desde consulta,  sin requerir ningun tiempo de recuperación ni afectar nuestra dinámica cotidiana. 

 

· RADIOFRECUENCIA

La Ablación Térmica con Radiofrecuencia es una técnica mínimamente invasiva también llamada endovenosa.

Para su desarrollo el tratamiento se hará en quirófano, generalmente bajo anestesia local, con un tiempo de duración del procedimiento en torno a los 60 minutos.

Consiste en introducir un catéter de Radiofrecuencia (ClosureFast), a través de una punción que se hace con anestesia local. Siempre bajo control ecográfico, su médico colocará el catéter en la zona a tratar y emitirá una energía térmica controlada mediante un generador de Radiofrecuencia, con el objetivo de producir una fibrosis (secado) en las zonas de las venas malfuncionantes.

Tras el procedimiento se dará de Alta del Hospital a los 2 o 3 horas, y podemos incorporarnos a nuestra vida laboral a los pocos días.

En la actualidad, la Radiofrecuencia es una de las técnicas de primera elección  en el  tratamiento de las varices según las Guias Clínicas Europeas, por su buenos resultados a largo plazo, y por tratarse de una técnica mínimamente agresiva.

 

· TRATAMIENTO VENASEAL 

El tratamiento médico con el dispositivo VENASEAL consiste en el tratamiento de las varices mediante la utilización de un adhesivo médico, ofreciendo las ventajas de eficacia y seguridad que hasta la fechas ofrecían las técnicas de Radiofrecuencia, pero añadiendo un mayor confort tras el procedimiento respecto a éstas.

Para ello se introduce un catéter mediante una mínima punción en la pierna (similar a una extracción de sangre), con el que administraremos un adhesivo médico (Cianocrilato médico), para lograr el total sellado de la vena, siempre bajo un control ecográfico estricto.

Mediante pequeñas compresiones se irá produciendo la adhesión de las paredes internas de la vena (endotelio), sin dolor y sin ningún tipo de molestia.

compresion

Una vez finalizado el procedimiento podrá  reanudar su vida cotidiana sin necesidad de llevar ninguna media elásticas de compresión.

Se realizarán controles periódicos en la consulta de su especialista para asegurar la correcta evolución del procedimiento.

En ocasiones puede persistir tras varios meses alguna pequeña variz que se completa su tratamiento con técnicas de esclerosis con espuma. 

 

La utilización del procedimiento Venaseal requiere de un curso de capacitación y acreditación por parte de la casa comercial Medtronic, con el fin de garantizar la calidad de la ejecución del procedimiento, la tecnificación del profesional y nivel de experiencia para un correcto desarrollo de todo el proceso. 

El éxito de estos tratamientos radica en el profundo conocimiento de las enfermedades venosas, así como de su comportamiento hemodinámico y manejo de la Ecografia vascular, imprescindible para un buen desarrollo de la técnica, y minimizar sus complicaciones, por lo que serán los especialistas en Angiología y Cirugía Vascular los médicos más capacitados para su desarrollo.